El Servicio de Inmigración y Ciudadanía reabre sus oficinas tras el COVID-19 – San Diego Union-Tribune en Español

El Servicio de Inmigración y Ciudadanía reabrió este jueves muchas de sus oficinas después de que hayan estado cerradas por semanas debido a la pandemia del coronavirus.

“Hoy reabrimos muchas de nuestras oficinas al público”, señaló la agencia en un mensaje en su cuenta Twitter. “Seguimos las normas del Centro de Prevención y Control de Enfermedades (CDC, en inglés) para proteger a nuestro personal y al público”.

“Si usted se siente enfermo, no venga a nuestras oficinas”, añadió el mensaje. “Siga las instrucciones dadas en su notificación de cita y reprograme (la cita) cuando esté saludable”.

USCIS, que procesa las solicitudes de asilo y las de ciudadanía, detalló que, a medida que comience a reabrir los servicios, las oficinas reducirán el número de citas y entrevistas para garantizar el distanciamiento social, dar tiempo a las tareas de limpieza y reducir la ocupación de la sala de espera.

Con respecto a las solicitudes de asilo, el USCIS detalló que se reprogramarán “automáticamente las entrevistas” que fueron canceladas y que los solicitantes recibirán un aviso con la nueva hora, fecha y lugar.

Las entrevistas se podrán llevar a cabo a través de video, con los solicitantes en una habitación y el funcionario a cargo en otra, a fin de cumplir las directrices de distanciamiento social.

El comunicado emitido por la agencia la semana pasada, cuando anunció la reapertura, no hizo referencia a las audiencias para solicitantes de asilo bajo el programa conocido como “Permanezcan en México”, cuyas audiencias fueron postergadas el pasado 24 de marzo hasta el 22 de abril, plazo que amplió luego hasta el 1 de junio.

En el caso de quienes aguardan por su ciudadanía, el USCIS informó que enviará los avisos para las ceremonias, aunque anticipó que estas “pueden ser más cortas para limitar la exposición a los asistentes”.

A las ceremonias, bajo “formato abreviado”, solo se permitirá que asista el candidato a la naturalización y las personas que brindan asistencia a quienes tengan alguna discapacidad.

Entre las medidas que se seguirán en las oficinas destacan el uso de desinfectante para las manos en los puntos de entrada, la exigencia del uso de cobertor facial que podrá retirarse brevemente mientras se confirma la identidad de la persona o se le toma una fotografía, así como la instalación de marcas y barreras físicas para mantener el distanciamiento social.

Cada año desde 2009, el USCIS completa el trámite de ciudadanía de entre 620.000 y 780.000 personas.

Powered by WPeMatico

Inmigrantes esperan con ansias decisión sobre el DACA – Houston Chronicle

Published

PHOENIX (AP) — Las manos de Reyna Montoya comienzan a sudar y siente que se le cierra la garganta de sólo hablar de la ansiedad que la invade cada lunes en estos días.

La activista por los derechos de los inmigrantes, quien está protegida de ser deportada y cuenta con permiso legal para trabajar en Estados Unidos conforme a un programa de la época del presidente Barack Obama, pone su alarma a las 6 de la mañana para estar al pendiente del momento en que la Corte Suprema publique en línea sus decisiones más recientes, aproximadamente una hora después.

Montoya, al igual que otros 650.000 inmigrantes inscritos en el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA por sus iniciales en inglés), aguarda a que los jueces difundan su decisión sobre el intento del presidente Donald Trump por poner fin a sus protecciones.

El máximo tribunal escuchó argumentos a finales del año pasado y por lo general emite sus fallos los lunes de la primavera. Pero se desconoce con exactitud cuándo llegará la respuesta, ya que a veces la corte da a conocer sus decisiones en un día distinto a ese antes de cerrar labores durante el verano.

“Me duele la barriga”, dijo Montoya, de 29 años, quien nació en México pero creció en el área de Phoenix. “Es este nivel constante de ansiedad”.

El grupo activista de Montoya, Aliento, brinda talleres de arte y sanación para otros beneficiarios del DACA que pasan angustia por desconocer su destino. Ella habla abiertamente de que asiste a terapia para combatir su ansiedad. El peso de la incertidumbre — quién se hará cargo de sus activos financieros, de su hipoteca — la tiene abrumada.

“Cuando en verdad te tomas un momento y piensas en todas las cosas en que necesitas pensar, es muy desalentador”, dijo Montoya, quien en ocasiones se siente culpable porque hay otras personas que también deben preocuparse por sus hijos.

Bajo intensa presión de los jóvenes activistas, Obama anunció la creación del DACA en 2012. Conocidos comúnmente como “dreamers” en alusión al proyecto de ley fallido que les habría brindado herramientas para poder naturalizarse, estos inmigrantes han estado en Estados Unidos desde que eran niños. Los beneficiarios se sometieron a una revisión exhaustiva de antecedentes antes de recibir sus permisos de trabajo por dos años y las protecciones contra la deportación.

El gobierno de Trump anunció el fin del programa en 2017, lo que resultó en impugnaciones que actualmente se encuentran en manos de la Corte Suprema. Aquellos que ya se habían inscrito aún cuentan con las protecciones y pueden renovar sus permisos, pero no se aceptan nuevas solicitudes.

Al igual que Montoya, Adrián Escárate ha madrugado casi todos los lunes de este año. El hombre de 31 años, nacido en Chile pero radicado en Estados Unidos desde los tres años, de inmediato toma su teléfono o abre su computadora para revisar un blog en el que se publican los fallos de la Corte Suprema.

Escárate, residente de Santa Cruz, California, se pone en contacto con sus amigos en un grupo de mensajes y revisa Twitter y el blog constantemente.

“Cuando no se publica, como que respiras con un poco de alivio y dices ‘OK, esta semana estamos bien’”, comentó Escárate, quien ha sido beneficiario del DACA desde 2014 y trabaja como coordinador de comunicaciones para la organización por los derechos de los inmigrantes Define American.

Escárate dijo que es difícil pensar en cómo será la vida en caso de que el tribunal falle a favor de Trump. Él cuenta con protecciones hasta 2022, y espera que si el programa concluye, la corte les permita a las personas conservar sus permisos hasta su fecha de vencimiento.

Se desconoce la manera en que el gobierno de Trump pondría fin al programa, pero la mayoría conservadora en el máximo tribunal parece inclinada a permitírselo.

Las autoridades migratorias han dicho que deportarían a cualquier beneficiario del DACA con un caso abierto en las cortes de inmigración. Durante una audiencia en el Congreso el martes, el senador demócrata Dick Durbin le preguntó a un funcionario del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE por sus siglas en inglés) sobre la posible deportación de “dreamers” en caso de que la Corte Suprema falle a favor de Trump.

Henry Lucero, director de las operaciones de deportación del ICE, dijo: “No existe un plan ni se está planeando nada en este momento para dicha situación”, pero la agencia ejecuta las órdenes de deportación que recibe. Eso significa que miles de inmigrantes que contaban con protecciones previas, incluyendo a muchos trabajadores de salud, podrían ser expulsados del país, posiblemente durante la pandemia del coronavirus.

Algunas familias también podrían perder a sus únicos proveedores, como Joella Roberts, cuya madre no tiene un estatus legal en el país y cuya abuela está enferma.

La joven de 22 años, que vive en Washington, D.C. y proviene de Trinidad y Tobago, acaba de terminar la universidad y obtuvo su primer empleo como coordinadora de programas universitarios para FWD.us, una organización bipartidista a favor de reformas migratorias y en el sistema de justicia penal.

Roberts ingresó al programa DACA en 2015, el cual le ha ayudado a mantener a su familia y pagarse la universidad.

Asegura que la pandemia y las actuales protestas a nivel nacional en contra de la brutalidad policial y la injusticia racial le han quitado el sueño, pero que las noches previas a los días en los que la Corte Suprema podría anunciar una decisión son las peores. Roberts dice que nunca puede dormir los domingos por la noche y pasa las mañanas del lunes a la espera de un anuncio actualizado.

___

El reportero de The Associated Press Ben Fox en Washington contribuyó con este despacho.

Powered by WPeMatico

“Bienvenido a los Estados Unidos”: Joven cubano gana asilo – Diario LAs Americas

Embed

Eduardo, licenciado en Derecho en la Universidad de La Habana, Cuba, perseguido por un régimen que le invalidó su título universitario y lo arrinconó en la desidia, entre amenazas y golpizas, salió de la isla hacia México para enfrentar la travesía de muchos inmigrantes que sueñan con llegar a tierras de libertad en Estados Unidos.

Cuando escuchó la decisión del juez en torno a su caso, todos los sacrificios tomaron sentido. “Fue probablemente el momento más importante de mi vida. Alguien que estudia para que se haga justicia siempre va a querer que se haga justicia, y eso fue lo que sucedió”.

Aunque la incertidumbre y los temores llegaron en muchas ocasiones a sus días en prisión, dijo que siempre mantuvo la esperanza de que las pruebas reflejaran su situación en Cuba.

“Siempre confié en que este país iba a darme la posibilidad porque es uno de los países más justos del mundo, es uno de los países que está a la altura de lo que se puede decir democracia”, indicó, “eternamente agradecido al gobierno de este país porque me abrió las puertas”.

Asimismo, agradeció el seguimiento de su caso en DIARIO LAS AMÉRICAS, y señaló que “el artículo que sacaron en el periódico tuvo bastante peso en la corte, junto a las demás pruebas”.

“Este medio ha sido incondicional conmigo, ha estado pendiente de toda esta situación, de mi caso en particular. Me quedo sin palabras por todo lo que han hecho por mí. Y no solo por mí, sino que esto es algo que repercute en el resto de las personas que están en detención”, agregó.

El abogado que lo defendió, William Schnebly, del bufete Bighorn Law, en Arizona, estuvo preparando el caso desde octubre de 2019 y viajó hasta IAH Secure Adult Detention Facility, en Livingston, Texas, para estar junto a su defendido en ese día tan importante.

“Cada vez que ganamos un caso se siente como un alivio después de tantas peleas contra diferentes cosas”, declaró el letrado, quien tiene estudios en Derecho y Ciencias de Administración de Justicia Criminal.

Schnebly, también veterano de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, explicó que ver el resultado positivo después de tanto trabajo de investigación y preparación del caso “te da esperanzas, te muestra que no todo siempre va en contra de uno”.

Powered by WPeMatico

La inmigración incrementa la población española hasta los 47,4 millones de personas – PlantaDoce

La inmigración incrementa la población española hasta los 47,4 millones de personas

La inmigración sitúa en 47,4 millones de personas la población española en 2020. España aumentó en casi 400.000 personas el número de residentes en 2019 y a comienzos de este año ha superado los 47 millones de habitantes, según publica este lunes el Instituto Nacional de Estadística (INE) a partir de los datos provisionales de la Estadística de Migraciones en 2019 y Cifras de Población a 1 de enero de 2020.

La llegada de inmigrantes, más de 700.000, ha compensado el saldo vegetativo negativo, un mayor número de defunciones que de nacimientos. Han muerto 415.070 personas frente a 357.924 nacimientos dejando un saldo vegetativo negativo de casi 60.000 personas. Más de 80.000 nuevos residentes tenían nacionalidad española, mientras que los restantes tenían nacionalidad extranjera.

El informe destaca que este crecimiento es el más elevado desde 2008, cuando la población aumentó en casi 600.000 personas. El saldo migratorio también es positivo y asciende hasta 450.000 personas gracias al menor número de emigraciones y el mayor de inmigraciones desde 2008.

Según el INE, durante el 2019 la población creció en catorce comunidades autónomas y se redujo en tres regiones, además de Ceuta y Melilla. Los mayores incrementos de población se han producido en las Islas Baleares (1,90%), Madrid (1,59%) y Canarias (1,38%). Los mayores descensos han sido en Extremadura, Principado de Asturias, ambas con una reducción del 0,34%, y Castilla y León, con un descenso del 0,27%.

Por otra parte, el número de extranjeros supera los cinco millones por primera vez desde 2013. Colombia, Venezuela y Marruecos los países que aportan el mayor incremento de extranjeros residentes. No obstante, los mayores descensos los protagonizan Rumanía, Ecuador y Bulgaria.

Powered by WPeMatico

La llegada de inmigrantes mantiene el crecimiento de la población – EL PAÍS

Viajeros en el aeropuerto de El Prat-Barcelona.
Viajeros en el aeropuerto de El Prat-Barcelona.Alejandro Garcia / EFE

La población en España crece a un ritmo inédito en la última década gracias a la inmigración. La llegada de extranjeros compensa la pérdida de habitantes y España alcanzó a 1 de enero de 2020 la cifra récord de 47.329.981 residentes. Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) publicados este lunes, España sumó el año pasado 392.921 nuevos habitantes, un crecimiento que se no se veía desde el inicio de la serie en 2008, cuando la población aumentó en 570.333 personas.

La clave del crecimiento se encuentra en la entrada de 748.759 personas procedentes del extranjero que marca un récord histórico. También la emigración de 297.368 personas supone la cifra más baja de los últimos 11 años. Estas entradas y salidas arrojan un saldo migratorio positivo de 451.391 personas que vuelve a compensar el saldo vegetativo negativo de la población que continúa registrando más muertes (415.070) que nacimientos (357.924).

Del total de personas que han llegado a España en 2019, el 88,75% tenía nacionalidad extranjera, mientras que un 11,25% eran españoles. La emigración también la protagonizan los extranjeros que suponen un 74% del total. Las principales nacionalidades de los inmigrantes extranjeros fueron la colombiana (con 76.524 llegadas), la marroquí (72.778) y la venezolana (57.700). Por su parte, las nacionalidades de emigrantes más numerosas fueron la rumana (35.618 salidas), la marroquí (18.628) y la británica (12.815).

La caída de la natalidad, con las cifras más bajas de los últimos años, ha situado a España como uno de los países con una de las tasas de fecundidad más baja del mundo, con 1,3 hijos por mujer. La persistente pérdida de población está siendo compensada por la inmigración desde 2016, aunque no siempre fue así. Desde 2010 a 2015, como consecuencia de la crisis económica, el saldo migratorio se mantuvo en números rojos y españa perdía población. En 2013, por ejemplo, llegó a perder 215.691 habitantes.

Por territorios, los datos del INE reflejan que durante el año 2019 la población creció en 14 comunidades autónomas y se redujo en tres (Castilla y León, Asturias y Extremadura), así como en Ceuta y Melilla. Los mayores incrementos en términos relativos se dieron en Baleares (1,90%), Comunidad de Madrid (1,59%) y Canarias (1,38%).En el otro extremo, los descensos de población más acusados se dieron en Extremadura y Principado de Asturias (ambas con -0,34%) y Castilla y León (-0,27%).

Las proyecciones poblacionales el INE a largo plazo prevén que España alcance los 49 millones de habitantes en los próximos 15 años. El patrón del aumento de población, según estas previsiones, sería el mismo: un progresivo e ininterrumpido aumento de las defunciones, siempre superior al número de nacimientos, compensado parcialmente por un “elevado” saldo migratorio positivo en todo el período.

Powered by WPeMatico